Microsoft inhabilita la actualización a Windows 8.1

Pues sí, tal y como refleja el título la disponibilidad de Windows 8.1 se ha convertido en un auténtico problema para los usuarios que intentan actualizar desde Windows 8 y por supuesto, un calvario para Microsoft lo cuál, no es para menos. 
Si bien algunos usuarios han logrado la actualización desde la tienda de Microsoft, otros tantos no han podido instalar la tan esperada actualización. Al parecer, el problema existe desde el mismo día de la publicación "oficial" de su disponibilidad achacándose en primer lugar, a la congestión de los servidores de Microsoft. Sin embargo, tras la persistencia del problema hasta la fecha se han rumoreado varias posibilidades causantes de éste error; desde un fallo de compatibilidad con Avast!, hasta un problema con la inexistencia de una actualización concretamente, con la KB 2871389. En ambos casos, si bien bastaría con desactivar temporalmente los escudos de Avast! e instalar la mencionada actualización lo cierto es que, ni efectuando éstas acciones se consigue actualizar a Windows 8.1.

Definitivamente, y según la propia compañía de Microsoft, el problema es "causado por una comprobación de errores en el segundo controlador de arranque durante la instalación de Windows 8.1". Por éste motivo, Microsoft ha inhabilitado la actualización a Windows 8.1 desde la Apps de Windows indicando que éste error será subsanado en los próximos días ¡donde ya llevan más de 2 semanas!
Por otro lado, coincidiendo con otros usuarios y pluralizando en los métodos si bien, se puede entender como una estrategia de control frente a la piratería, resulta incomprensible que la actualización a través de la Apps de Windows que abarca nada menos que 2,49 gb, tenga que realizarse de forma individual es decir, cada ordenador debe descargarse la actualización a Windows 8.1 lo que supone, una gran pérdida de tiempo a pesar de que se pueda ejecutar en segundo plano ya que, algunos usuarios disponen de más de un ordenador y no digamos, si se tratan de múltiples ordenadores en empresas lo que implicaría, realizar la descarga y posteriormente la actualización, una por una. ¿No es más razonable disponer de una ISO que podamos emplear para actualizar en cada uno de nuestros ordenadores sin que tengamos que descargar y descargar?.
Personalmente, aunque he logrado realizar la actualización correctamente en uno de mis ordenadores (no así en otros dos) en la actualidad, también existen otros usuarios que tras la instalación han sufrido muchísimos errores tanto con aplicaciones que se suponen que son compatibles como con los navegadores incluyendo, el propio IE 11.
En definitiva, lo que se suponía un gran paso de Microsoft en cuanto a Sistema Operativo, se ha convertido en un completo KAOS y peor aún, carente de sentido común. 


4 comentarios:

  1. Anónimo11/06/2013

    Yo he actualizado 2 Pcs sin ningún problema.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11/06/2013

    Yo con Windows 7...ningun problema...feliz de la vida!!!

    ResponderEliminar
  3. Sí hay usuarios que han actualizado sin ningún problema de hecho yo actualizé uno de mis ordenadores y me ha ido bien la verdad es que la versión 8.1 se nota no sé si más liviana pero sí como con más agilidad especialmente, cuando se ejecutan programas. Sin embargo, al día siguiente (quizás dos) ya me fué imposible actualizar los otros dos y buscando y buscando pues... me encontré que hay un montón de gente con el mismo problema aún hoy. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Windows 7? si a veces más vale quedarse con lo que a uno le funciona que estar instalando cosas nuevas y éste, es un muy buen ejemplo (que habrá quien le vaya bien) pero no a todos ¡lástima!

    ResponderEliminar